Conoce más de la tecnología RAID
Tiempo estimado de lectura 5 minutos

Conoce cómo proteger y maximizar la capacidad de tu disco duro con la tecnología RAID,

El disco duro interno es uno de los componentes clave para tu servidor, ya que es el dispositivo que permite el almacenamiento de datos a largo plazo, que van desde sistemas operativos a aplicaciones, por esto, a la hora de implementar herramientas para proteger su funcionamiento y aumentar su capacidad, la tecnología RAID debe ser tu primera opción.

RAID (Redundant Array of Independent Disks, o mejor “conjunto redundante de discos independientes”) es una tecnología que se ha usado durante muchos años en equipos servidores para conseguir mayor capacidad de almacenamiento y mayor velocidad de acceso a través del trabajo en equipo, así es, múltiples discos duros trabajan simultáneamente con el objetivo de conseguir más espacio o bien proteger y evitar la pérdida de información si el disco duro no funciona correctamente.

Concretamente, un RAID te dará más niveles de rendimiento que un sólo disco duro o un grupo de discos duros independientes, sin embargo, de acuerdo a tus necesidades, RAID te ofrece varios niveles que te proporcionarán un equilibrio entre tolerancia a fallos, rendimiento y costo.

Pero para tu información, no hay un nivel de RAID mejor que otro; cada uno es apropiado para determinadas aplicaciones y entornos informáticos. De hecho, es frecuente el uso de varios niveles RAID para distintas aplicaciones del mismo servidor. Existen varios niveles de RAID, sin embargo, existen posibles combinaciones de estos niveles para satisfacer necesidades puntuales de tu negocio.

¿Cuál es el mejor para mi empresa?

Cada nivel de RAID ofrece una combinación específica de tolerancia a fallos (redundancia), rendimiento y costo, diseñadas para satisfacer las diferentes necesidades de almacenamiento. Vamos a conocer brevemente características específicas de cada uno para que puedas determinar cuál se ajusta a tus requerimientos.

Raid0RAID 0: No es una configuración orientada a la redundancia de datos; su objetivo es aumentar un volumen de almacenamiento. El sistema lo que hace es repartir, de manera equitativa, los datos entre los discos duros; un reparto que genera un aumento de la velocidad de acceso a los datos aunque, eso sí, si un disco sufre una avería, al no haber redundancia tendremos que recurrir a nuestras copias de seguridad.

Raid1RAID 1: Configuración orientada a la redundancia de datos. En este sentido, usamos 2 discos duros que, a efectos prácticos, se ve
n como si fuese uno único; por tanto, en ambos discos se escribe la misma información y, en caso de avería de uno de los discos, podremos seguir trabajando sin perder información alguna.

Raid5RAID 5: Como mínimo necesitamos 3 discos duros para esta configuración y lo que se hace es distribuir la información por bloques entre los 3 discos duros pero con una particularidad: se genera un bloque de paridad que también se distribuye por los discos. De esta forma, si un disco sufre una avería, con los bloques de información que nos quedan y los bloques de paridad, sería posible reconstruir la información y no perderíamos datos.

Raid6RAID 6: Requiere, como mínimo, de 4 discos duros puesto que se generan 2 bloques de paridad para proteger los datos y poder reconstruirlos (lo que supone también que hasta 2 discos duros se podrían averiar y podríamos recuperar los datos sin problemas).

RAID 10: RAID 10 es una matriz compleja que combina los grandes beneficios de E / S de un RAID0 con las protecciones de falla de hardware de RAID 1. En esencia es un RAID 10 como un RAID 1 (mirroring) o un RAID 0 para que pueda obtener un mejor rendimiento de entrada / salida que lo haría con cualquier otra serie anterior. No ofrece protección contra errores humanos o corrupción de datos para una unidad de copia de seguridad o la cuenta de servicio de almacenamiento remoto, altamente recomendado.

Como decíamos anteriormente, es posible realizar combinaciones de configuraciones que nos ofrezcan estructuras de almacenamiento más complejas y también robustas (mejor tolerancia a fallos de disco).

Ahora que ya conoces los diferentes niveles de RAID, puedes comunicarte con los asesores de Hostdime y solicitar información sobre los niveles que ofrece nuestra compañía.

Recuerda: La tecnología RAID no sólo previene la pérdida de datos y fallos en los mismos, también mejora el rendimiento tu negocio.

Visítanos ahora y descubre cómo el servicio de RAID puede proteger tus valiosos datos.

Deja un comentario