Backups y la restauración bare metal
Tiempo estimado de lectura 2 minutos

En este artículo sobre Backups y la restauración bare metal (BMR), vamos a aclarar dudas al respecto.

Si bien es cierto que en el software tradicional del lado del cliente se pueden hacer copias de seguridad y restablecer las mismas con relativa facilidad, algo parecido (aunque bien de lejos) sucede con los respaldos a nivel del servidor desnudo.

Diferencias

Debemos hacer una aclaración inicial, no es lo mismo tratar de restaurar un servidor con una copia de seguridad almacenada como una imagen en un medio externo, que hacerlo en el servidor desde cero. La idea subyacente es, tomar una maquina sin software y llevarla al estado inicial en que estaba el servidor antes que se bloqueara.

La parte conflictiva y que pocos tenemos en cuenta es que en las restauraciones de metal desnudo, si el hardware no es idéntico (desde el fabricante hasta el Bios), no saldrá bien y nos dará cualquier cantidad de problemas. Ahora bien, se trabaja en ese sentido con una solución que convierta una copia física en una copia virtual. Aún si la imagen se tomó desde el instante que se registraron los bloqueos, la copia virtual puede ser abierta como una máquina virtual en otra plataforma. De esa forma se subsana lo de los controladores y las conexiones de red.

Bare metal Restore

Tomada de internet

 

Por tanto, no nos llamemos a engaños, es más sencillo restaurar una máquina desde el sistema operativo hacia arriba, no es tan exigente.

Sin embargo, hecho de la forma correcta, nos permite restaurar todo el entorno, inclusive el Sistema Operativo, las aplicaciones, la configuración, los datos y hasta el diseño de los iconos en su escritorio.

Leer así mismo: Que son los servidores Bare metal; ¿Cual es el hipervisor bare metal?

Angel Eulises Ortiz

Angel Eulises Ortiz

Consultor en Posicionamiento web y marketing digital, Colaborador en los Foros de Google, empeñado en transmitirle a los lectores la pasión por los temas que tienen que ver con las páginas web
Angel Eulises Ortiz

Deja un comentario